MSC Poesia: Génova-Marsella

En mi último crucero de desconexión tuve la oportunidad de visitar Génova y Marsella. Fue un crucero corto pero intenso en el cual pude vivir grandes experiencias y disfrutar del MSC Poesia.

Por eso, quiero compartirte mi experiencia de las ciudades pude visitar.

Lugares que no puedes dejar de ver en Génova

Génova es una ciudad bastante colorida, ubicada al norte de Italia. Cuenta con un pasado rico en historias acerca de la vida en el mar, además de la tranquilidad que se respira en sus calles.

¡Es considerada una excelente alternativa turística, gracias a su proximidad a las ciudades de Turín y Milán! A menos de dos horas en tren. Por ejemplo, para ir hasta Génova fui en tren desde Milán. La vista del paisaje es realmente hermosa.

Una de las formas más geniales y divertidas de conocer Génova, es caminando. Todas las atracciones y sitios de interés quedan a poco distancia entre sí.

Sin embargo, si así lo prefieres, también puedes usar el servicio público de transporte. ¡Son súper limpios y con horarios que se respetan al pie de la letra!

¡Te recomiendiendo no usar coche dentro de la ciudad! Te será muy difícil aparcar. Y si ya estás listo, a continuación te enumero algunos sitios que no deberías perderte.

1.- Puerto Antiguo

¡Es considerado el corazón de Génova!

Es un lugar de verdad fascinante y muy sorprendente, recibe millones de visitas desde su restauración. Es la combinación perfecta entre lo moderno y lo antiguo.

En esta parte del Puerto Antiguo se pueden observar muchos paisajes diversos, como por ejemplo El Acuario de Génova, La Ciudad de los Niños o el Gálata Museo del Mar.

El Acuario de Génova, es el más grande de toda Europa, en su interior se encuentran 71 piscinas que albergan más de 10.000 ejemplares marinos, es sin lugar a dudas una de las primeras atracciones que debes visitar al llegar a esta ciudad.

Si viajas con niños, esta actividad es indicada para ellos. Conocerán muy de cerca como es la vida de ciertos animales en el océano a la misma vez que se divierten e interactúan.

2.- La Biosferra

Si decides visitar La Biosferra, quedarás maravillado de la imponencia de su inmensa bola de vidrio, ubicada justo al lado del Acuario. Esta arquitectura contiene en su interior un ecosistema tropical, con variedad de animales y plantas.

3.- Bigo

También puedes ir a Bigo, una estructura que nace de las profundidades del antiguo puerto de Génova. Una de las partes de esta estructura es un ascensor panorámico que alcanza 40 metros. 

Desde el último piso puede observarse gran parte de la ciudad, sus matices y mágicas luces. También es visible un poco del mar que la rodea. ¡Dos magníficas experiencias en una!

4.- Museo Galata Mar

Una buena opción es ir también al Museo Galata del Mar, es una entidad dedicada totalmente al mar, la más grande de Europa. ¡Un verdadero viaje a través de la historia de los barcos con el mar!

La entrada al museo Galata cuesta alrededor de13€ los adultos y 7€ los más pequeños.

5.- Palacio de San Giorno

El Palacio de San Giorno es otra de las cosas lindas de Génova. Es un edificio histórico muy importante construido en el año 1260. ¡Ha sido sede del Palacio del Poder, cárcel y hasta un banco!

Se dice que fue el primer instituto bancario del mundo. El San Giorno alberga en su interior dos grandes museos: El Diocesano y el Museo del Tesoro.

6.- Casa natal de Colon

La casa natal de Colon es algo pequeña pero bastante interesante para conocer. En la planta baja los visitantes podrán encontrar un salón amplio como bodega y en el primer piso las viejas habitaciones.

7.- La porta Sopraba

También es referencia obligada de Génova La porta Sopraba, una estructura de arquitectura medieval que está abierta al público solo los días de fiesta y fines de semana.

Durante las horas de la noche cuando empieza a reinar el silencio, dicen que se puede oír en su interior el sonido de un violín embrujado de Nicoló Paganni, quién solía vivir en las cercanías.

8.- Palacio del Príncipe

El palacio del príncipe, construido en el siglo XVI por Andrea Doria un Almirante del Emperador Carlos V. Este palacio es hoy en día un bello museo que exhibe piezas de altísimo valor.

Ejemplo de ello serían los cuadros y telas propias de la época, se mantienen tan intactos que de inmediato los turistas se transportan a una Génova de siglos atrás.

Génova es en realidad una ciudad pequeña, pero en su interior se encuentran gran cantidad de hoteles, casas y hasta pensiones. Es una de las zonas del globo terráqueo con más visitas turísticas.

Si deseas visitar Génova te recomendamos tomes tus precauciones y reserves tu estadía con antelación, así dormirás en un buen hotel ahorrando un poco de dinero.

Ya que es una ciudad que se recorre sin mayor dificultad, puedes decidir quedarte en un hotel en el centro. ¡No estarás alejado de nada y siempre podrás volver a él caminando en cuestión de minutos!

Génova es una ciudad bastante segura que te espera con los brazos abiertos, aparte de un rato al aire libre, ofrece también diversidad de actividades para todas las edades y todos los bolsillos. 

Los mejores 5 lugares para visitar en Marsella

La segunda ciudad de la travesía fue Marsella, una ciudad costera, la más grande de toda Francia. Además, es el principal puerto comercial más importante de este famoso país.

Marsella, a pesar de lo que muchos creen, es una ciudad grande y para visitarla al completo hay que moverse bastante. La buena noticia es que ofrece diferentes tipos de transporte para ir a todos lados.

La primera opción es ir a pie, aunque también puedes alquilar una bicicleta, salir en tranvía, e incluso en metro. ¡Si te animas un poco más también puedes viajar en ferri!

Te recomendo, una vez ya te hayas instalado en Marsella, comprar el boleto de City Pass que incluye todos los viajes en todos los transportes urbanos de forma ilimitada.

¡Y esto por el tiempo que dure la tarjeta, recuerda que tienes la posibilidad de elegir entre 12, 24, 48 horas!

¿Y qué hay del alojamiento?

En mi caso personal como estuve viajando en crucero (MSC Poesia), el alojamiento no fue una preocupación, pero si vas por tu cuenta, hay varias zonas donde podrías alojarte y con precios acorde para todos los presupuestos. ¡Ten en cuenta que la ciudad es bastante segura, así que no te preocupes por eso!

Te recomendamos buscar hotel dentro del casco histórico, la vida nocturna es tranquila y sin complicaciones además hay bastantes restaurantes y tiendas de donde elegir. Aparte, es mejor quedarse aquí porque todo está mucho más cerca.

Marsella es una linda ciudad, es una de esas que cuando llegas no quieres irte más nunca. ¡En temporada de vacaciones hay bastante gente por lo que es normal que puedas estar un poco abrumado!

Te recomendamos que si llegas a sentirte un poco inseguro, tomes previamente todo tipo de precauciones.

A continuación te presentamos los mejores cinco lugares que no puedes pasar por alto.

Si quieres saber cómo pude hacer este crucero gratis. Entra en este vídeo.

1.- Puerto viejo

Es nuestra primera recomendación, lo ideal es que hagas el recorrido temprano en la mañana. ¡A primeras horas podrías tener el privilegio de observar a los pescadores en su faena!

Es un puerto muy colorido que siempre está lleno de vida, hay muchos lugareños que hacen vida con los turistas. No podrás resistir la tentación de comprar un rico helado en cualquiera de sus tiendas.

2.- Fuerte Saint Jean

Hay dos fuertes en el puerto de Marsella pero uno de los más visitados es el Saint Jean. Pero ten en cuento que su apertura tiene un estricto horario. 

¡Los martes siempre está cerrado en temporada de verano!

A los visitantes les encanta porque es un monumento propio de la arquitectura francesa, da la impresión de tener forma de globo y mantenerse intacto en el tiempo. ¡Tiene más de 100 años!

3.- Centre de la Vieille Charite

Ahora nos moveremos un poco más hacia el centro y al interior de Marsella. Es justo  aquí entre sus desconocidas calles que encontraremos un pequeño rincón lleno de museos. 

Entre ellos hay un edificio bastante peculiar y de acceso totalmente gratuito, es el Vieile Charite. Una de las curiosidades de esta capilla es que anteriormente era alojamiento para vagabundos. 

¡Luego se transformó en un hospivio para huérfanos y también ancianos!

4.- Parc y Palais LongChamp

Este es otro de los lugares que no debes dejar de visitar cuando estés en Marsella. Es una de las más icónicas fuentes justo en el centro de uno de los parques de la ciudad.

Lo que debes hacer es un recorrido a pie, y visitar los grandes espacios al aire libre con una especie de zoológico con animales de plástico bastante bien conservados.

A esta zona se le conoce entre sus lugareños como Boulevard du Jardín Zoologique, es una atracción muy entretenida y divertida ver. ¿Dónde más hay animales que no son de verdad

5.- Basilica de Notre Dame de la Garde

Uno de los lugares que debes visitar obligatoriamente es esta basílica, pero ni se te ocurra intentar llegar caminando, ya que, desde el puerto hasta Notre Dama todo es una colina súper empinada.

Nuestra recomendación es ir en transporte público o si lo desean alquilar un auto o taxi.

Como podrás haber visto, Marsella es imponente y con mucho potencial. Si quieres disfrutar del sol a la orilla de la playa, también hay opciones como por ejemplo: Cassis.

¡Una ciudad costera ubicada cerca de la Riviera Francesa! Quedarás boquiabierto frente a tanta hermosura tropical. Sus aguas cristalinas y color turquesa son la bienvenida al paraíso.

¡Si tenías planeado quedarte solo algunos días, de seguro ahora serán unas semanas más! La pasaras en grande tomando cocteles a la orilla del océano y el bronceado te durará por meses. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*